Nicaragua: Oposición a Ortega seguirá en las calles

La oposición política al presidente designado Daniel Ortega seguirá en las calles demandando respeto a la institucionalidad y que se realicen nuevas elecciones nacionales, aseguró Violeta Granera, coordinadora nacional del Frente Amplio por la Democracia (FAD).

La opositora aseguró que el comunicado que dieron a conocer en conjunto el Gobierno y la Organización de Estados Americanos (OEA) en el que hablan de un proceso de reformas electorales y diálogo en un lapso de tres años “no toca el fondo de los verdaderos problemas del país”.

En ese sentido, Granera aseguró que la oposición trabajará en dos ejes fundamentales para que en Nicaragua se restituya la democracia.

“Organización y movilización son nuestros ejes de lucha, porque nosotros no le vamos a dar la espalda a ese 70 por ciento de la población que consideró que las pasadas elecciones fueron una farsa y que por tanto se abstuvieron a votar”, consideró la activista política.

Asimismo Granera dijo que lla lucha por elecciones libres y transparentes y la democratización del país siguen siendo una prioridad de la oposición en Nicaragua.

“La visión del FAD es que ni el señor Ortega ni el señor Almagro son los dueños de Nicaragua. No coincidimos con el informe en ver esto como un proceso de fortalecimiento, porque no se puede fortalecer algo que, a juicio nuestro, está destruido en este momento”, cuestionó la opositora.

En el documento conjunto el Gobierno de Nicaragua y la OEA hablan de un proceso de intercambio y diálogo que han sostenido en los últimos tres meses y en el cual acuerdan que a partir de enero de este año iniciarán un trabajo de seguimiento para revisar aspectos de la Ley Electoral, como el transfuguismo político, entre otros aspectos.

Memorándum el 28

También ambas partes convinieron que para el próximo 28 de febrero firmarán un Memorándum de Entendimiento que abordará la temática a discutir.

Almagro vino al país en los primeros días de diciembre pasado y se reunió con distintos sectores sociales, religiosos, políticos y empresariales. Cada sector le expuso su visión sobre la crisis política que atraviesa Nicaragua.

Opositores, como el exdiputado y analista político Eliseo Núñez, consideran que el Memorándum de Entendimiento del 28 de febrero, para que pueda tener los resultados esperados, deberá ser verificado bajo los instrumentos democráticos.

“Si Ortega no tiene la percepción de que lo van a presionar desde los Estados Unidos, ese Memorándum de Entendimiento no tendrá futuro más allá del 28 de febrero, porque Ortega no está interesado en quedar bien con la OEA, sino en evitar las presiones de Estados Unidos”, explicó Núñez.

Matamoros recomienda unidad

A juicio del también opositor político, Edgard Matamoros, la prioridad para la oposición debe ser la unidad para demandar unidos la democratización en Nicaragua.

“Nosotros como opositores nos hemos enfocado en criticar al Gobierno, pero nosotros nos hemos enfrascado en no buscar la unidad y para poder hacer una demanda fuerte y justa nosotros debemos de dar el ejemplo y hacerlo juntos, pero lamentablemente no hay unidad”, criticó el también presidente del Movimiento Unidad con Dignidad (MUD).

Matamoros es de la visión que hay que esperar los resultados de ese Memorándum de Entendimiento acordado entre la OEA y el Gobierno.

“En medio de la incertidumbre que hay, yo creo que hay que esperar a ver si se cumple con lo poco que se acordó, pero si no hay cumplimiento, hay que ser más fuerte y habría que reclamarle a la OEA y al Gobierno porque al incumplirse compromisos se le incumple a Nicaragua”, dijo el opositor.

 

..

Publicado originalmente en La Prensa (Nicaragua), el 24 de enero de 2017.