Venezuela: Nueva agresión contra la prensa en Venezuela

“No nos vamos a autocensurar “, dijo director de El Nacional.

EFE, Y EL NACIONAL / GDA18 jun 2016

El diario venezolano El Nacional denunció ayer que la fachada de su sede principal, ubicada en el este de Caracas, fue objeto de un ataque con excrementos y grafitis, una agresión que acusan a ser realizada por un grupo afecto al chavismo.

Según reporta el medio en su sitio web, el asalto quedó registrado por la cámaras de seguridad que muestran a cuatro personas portando armas cortas, perpetrando el hecho que ocurrió a las 2 de la madrugada.

El Nacional reseña que su personal de vigilancia vio a los sujetos bajar de un automóvil e intentar “violentar las cerraduras”, y que al no conseguirlo rayaron una pared con la inscripción “Chama Pueblo Rebelde” y luego arrojaron el excremento antes de huir.

Aseguran que los atacantes supuestamente vinculados al oficialismo dejaron un panfleto en el que expresan su rechazo hacia la labor del rotativo.

“Tal como fueron pieza clave en el Golpe de Estado en 2002 al comandante Hugo Chávez, continúan en la cochina labor de desinformar, generar caos y favorecer con esto la macabra intervención extranjera imperial”, dice un escrito que los supuestos atacantes dejaron en una pared.

El presidente editor del diario, Miguel Henrique Otero, afirmó en su cuenta de Twitter que “colectivo Chama (Chávez-Maduro) fue el que atacó la sede de El Nacional”.

Además cuestionó que el Gobierno “dice que condena las acciones de los colectivos (chavistas)”, pero que el presidente, Nicolás Maduro, “los apoya cuando agrega que actúan por las provocaciones de la derecha venezolana”.

“La verdad es que no nos vamos a autocensurar ni vamos a cambiar la línea editorial porque nos hayan querido amedrentar con ese acto tan increíble”, agregó.

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, mostró su “apoyo” a los trabajadores del diario venezolano en su perfil de Twitter, en el que calificó la agresión como “otro ataque del nefasto madurismo!” a la libertad de prensa.

Esta misma semana, la sede del periódico Correo del Caroní en la ciudad de Puerto Ordaz, sur de Venezuela, también fue víctima de un ataque con excremento según denunciaron, con un procedimiento similar al de los asaltantes de El Nacional.

Ambos rotativos consideran estas agresiones como una arremetida contra la libertad de expresión y el periodismo independiente por parte del oficialismo.
¿Y el revocatorio?

Paralelamente a esta agresión a los medios de prensa, el referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro agudiza las divisiones entre gobierno y oposición.

Ayer, seguidores del chavismo denunciaron ante el Ministerio Público en Caracas la supuesta ilegalidad de las firmas que entregó la oposición venezolana para solicitar la activación del referéndum

“Estamos introduciendo en el Ministerio Público un conjunto de demandas contra la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que se ha dado a la tarea de falsificar firmas de nuestro pueblo”, dijo el diputado chavista Darío Vivas desde la sede de la Fiscalía al canal estatal VTV.

La denuncia fue presentada en el marco de una movilización, en el oeste de Caracas, de los seguidores del chavismo que aseguran que no firmaron para activar el revocatorio acompañados del diputado Vivas, el jefe de Gobierno de Distrito Capital, Daniel Aponte, y la ministra para Asuntos Penitenciarios, Iris Varela.

Varela dijo que la demanda fue presentada porque la oposición se “atrevió” a utilizar datos de “más de 1.300 privados de libertad” que se encuentran en distintas cárceles del país.

Los voceros chavistas instaron a aquellas personas que supuestamente no firmaron y aparezcan como solicitantes del revocatorio a presentar su denuncia ante las sedes de la Fiscalía en todo el país.

La oposición asegura que estas acusaciones son falsas.
30 expresidentes respaldan a Almagro

Una treintena de expresidentes de América Latina y de estado de España reiteraron ayer su apoyo al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y su demoledor informe sobre la crisis política y económica en Venezuela.

“Suscribimos sus afirmaciones respecto a las graves alteraciones al ordenamiento constitucional y democrático en Venezuela”, indicaron los exmandatarios en una carta —luego divulgada a la prensa— que entregaron a Almagro en la sede de la OEA en Washington.

La actuación del excanciller uruguayo representa su “lealtad insobornable con los deberes que le obligan al frente de la OEA”, según la carta, amparada por la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), un foro internacional no gubernamental de exmandatarios “demócratas respetuosos de la alternabilidad democrática”.

El pronunciamiento de los exjefes de Estado ocurre después de que el tema venezolana copara los debates de la Asamblea General de la OEA, que culminó el miércoles en Santo Domingo, y en la antesala de una reunión el próximo jueves del Consejo Permanente para discutir el informe de Luis Almagro.

“Nos dirigimos a usted para reiterarle nuestro apoyo, en la esperanza de que la reunión del próximo 23 de junio del Consejo Permanente de la OEA sirva para comenzar a reinstaurar el orden democrático en Venezuela”, se lee en la misiva.