Venezuela: MUD confía en presión nacional e internacional para lograr el Revocatorio

Con el propósito de que efectivamente se realice en lo que queda de 2016 el Referendo Revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se moviliza también en el exterior del país, buscando el apoyo y presión que pudieran ejercer diversos e importantes organismos internacionales.

En el gobierno de Maduro deben sentir “la presión interna y la presión externa”, dijo en ese sentido el secretario general de la MUD en el estado Vargas, Carlos Teixeira , al también recordar que la oposición ha convocado manifestaciones en todo el país para presionar la realización del Referendo, señaló AFP.

Respecto al papel de la comunidad internacional, el dirigente de la MUD destacó las gestiones de expresidentes de España, Panamá y República Dominicana que buscan se concrete el diálogo entre el gobierno y la oposición, con el respaldo de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y el Vaticano.

Esa mediación “jugará un papel importante para que el gobierno elija entre seguir gobernando con un carácter cada vez más autoritario” o abrir “la posibilidad de que en democracia podamos entendernos”, señaló en rueda de prensa que ofreció en Madrid y fue reseñada por la agencias.

Sobre este último, aplaudió que haya sido invitado a mediar en la crisis venezolana, tal como la oposición oficializó su solicitud recientemente ante el Nuncio Apostólico en Caracas, y el mismo Gobierno ha reconocido su “poder de interlocución”.

A la par, Teixeira destacó el papel de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), y los contactos que la oposición mantiene con diputados españoles y miembros del Parlamento Europeo, indicó Efe.

“No planteamos un golpe de Estado o la insurrección popular”, sino “una solución constitucional”, aclaró.

Por otra parte, insistió en que el Revocatorio de Maduro debe celebrarse en 2016, ya que “no planteamos un cambio de presidente sino un cambio de gobierno”.

Esto es porque una consulta más allá del 10 de enero de 2017 se traduciría en una sustitución del Jefe de Estado por el vicepresidente, es decir, no habría elecciones presidenciales, según lo  establecido por la Constitución Nacional.

“El 80 % de población quiere un cambio de gobierno  y la salida de Maduro del poder”, “hay un sentimiento nacional de cambio”, insistió el dirigente político opositor.

Finalmente, se mostró confiado en que los próximos días 27, 28 y 29 la oposición política logrará recabar las 3 millones 893 mil 128 manifestaciones de electores necesarios para que se celebre el Revocatorio presidencial. 

 

..

Publicado originalmente en El Universal (Venezuela), el 7 de octubre de 2016