Latinoamérica: La polémica orden migratoria de Trump

Por Albert Jimenez

La orden ejecutiva firmada por Donald Trump el viernes por la noche sobre las restricciones migratorias todavía trae cola y promete traer mucha más. Desde entonces, la comunidad internacional se ha manifestado casi como un solo hombre, el caos y la confusión se ha apoderado de los aeropuertos estadounidenses, la prensa local ha puesto el grito en el cielo y el poder legislativo y el judicial andan revolucionados.

En cualquier caso, Donald Trump va cumpliendo en forma de órdenes ejecutivas sus promesas electorales ante el estupor del mundo. Otra cosa será si las medidas podrán consolidarse en el marco legislativo de EE.UU. o por contra quedarán embarradas en el entramado legislativo o judicial. Repasamos lo que sabemos de momento de esta polémica orden:

¿A quién afecta la medida?

Sirios: La medida ha rechazado la llegada de refugiados sirios de manera indefinida. En 2016, bajo el mandato de Obama, llegaron 13.210 refugiados desde Siria a EE.UU. Aunque fueron muchos más que en 2015, estas cifras están lejos de los 300.000 que acogió Alemania.

Refugiados de todo el mundo: EE.UU no acogerá a ningún refugiado de cualquier país en los próximos 120 días. Según datos del Pew Research Center, en 2016 EE.UU admitió 84.995 refugiados, el mayor número desde que Obama llegó a la Casa Blanca.

Los afectadosLos ciudadanos de Irán, Libia, Irak, Somalia, Sudán, Yemen y Siria no podrán entrar en EE.UU en los próximos 4 meses

Ciudadanos de 7 países: Ningún ciudadano de Irán, Libia, Irak, Somalia, Sudán, Siria o Yemen podrá entrar a EE.UU en los próximos 90 días. El número de países afectados por esta orden podrá ser ampliado en cualquier momento por el mismo Departamento de Seguridad Nacional si así lo considera necesario para el “interés general”.

El país más afectado por esta medida es Irán. De los siete países vetados, aproximadamente el 45% de las personas que llegaron a EE.UU en los últimos dos años eran iraníes. Irak y Siria también enviaban un gran número de ciudadanos, mientras que Somalia y Libia son los menos afectados. Como respuesta al veto, Irán y Irak ya han decidido cerrar su fronteras a los ciudadanos estadounidenses.

Rebaja en el total de refugiados: la orden ejecutiva también ha servido para rebajar de 110.000 a 50.000 los refugiados que llegarán a EE.UU de cualquier parte del mundo. Además, el decreto también revisará los derechos que tienen los estados para aceptar o denegar refugiados.

Ambigüedades de la orden ejecutiva

Residentes legales en EE.UU: los ciudadanos de estos siete países que tengan permiso legal para residir en EE.UU podrán seguir viviendo allí. En un principio, hubo dudas sobre estos casos, pero el Departamento de Seguridad Nacional salió al paso para confirmar que estos ciudadanos que estén viviendo en EE.UU no tendrán ningún problema. Por el único control que deberán pasar es por una revisión adicional en sus viajes de ida y vuelta al país.

Doble nacionalidad: las personas que tengan más de una nacionalidad y una de ellas sea cualquiera de los siete países afectados por el veto, tampoco podrán entrar en EE.UU en los próximos 90 días. En este veto, Reino Unido no se verá afectado. El Ministerio de Asuntos Exteriores británico ha informado de que sus ciudadanos que tienen doble nacionalidad con esos países no se verán afectados por el decreto de Trump.

¿Medida contra los musulmanes?

Todos los países afectados son de mayoría musulmana y, como ha afirmado el mismo presidente Trump, es una medida para mantener a los radicales islamistas lejos del país. Para él, los refugiados son una verdadera amenaza para EE.UU. “El caballo de Troya” en el que los yihadistas se camuflan, llegó a decir en campaña.

En una entrevista posterior, Trump matizó que a los refugiados cristianos se les dará preferencia, al contrario de lo que hizo Obama. Es una manera de mantener la puerta abierta a los cristianos y cerrársela a los musulmanes. “Estan decapitando mucha gente, pero sobretodo cristianos. Por eso los ayudaremos”.

Diferencia por religiónTrump dará preferencia a los refugiados cristianos

Las Naciones Unidas han pedido a los EE.UU que no rompan con su tradición de acogida. Diversas organizaciones de derechos civiles, una trentena de premios Nobel, miles de académicos universitarios y 16 fiscales generales norteamericanos se han manifestado en contra de la última medida política de Trump.

Ni Arabia Saudí, ni Los Emiratos Árabes, ni Egipto están en la lista. Los tres países, también con mayorías musulmanas, son aliados estratégicos de EE.UU. Pese a que la mayoría de los atacantes del 11-S eran originarios de Arabia Saudí, Trump no ve en este país una amenaza, como sí considera a los ciudadanos de los otros siete países.

¿Es una orden constitucional?

A las pocas horas de firmar la orden ejecutiva, una jueza de Nueva York bloqueó temporal y parcialmente la aplicación de una medida que muchos consideran inconstitucional. Después de ella, tomaron la misma medida las juezas federales de Washington, Virgínia y Massachussets.

Los que critican la orden de Trump, cuestionan su constitucionalidad. La medida podría estar en conflicto con la primera enmienda de la Constitución de EE.UU. en la que se defiende la libertad religiosa. Pese a que en el decreto no se menciona en ningún momento la religión de los vetados, por la religión mayoritaria de los países afectados y las declaraciones de Trump contra el yihadismo, el decreto pretende frenar la entrada de musulmanes en el país.

En el aire

No está claro el criterio que siguen los oficiales del aeropuerto para determinar si un ciudadano de estos siete países vetados con permiso legal para estar en EE.UU puede entrar al país o no. Todavía no se ha hecho pública la interpretación que se hará del decreto ejecutivo y, en especial, cómo los agentes de frontera utilizarán su autoridad discrecional.

En un principio, todas las persones afectadas por el veto que lleguen a EE.UU y sean interceptadas en la aduana deben ser retornadas a sus países de orígen. Este decreto fue bloqueado temporal y parcialmente por varios jueces estadounidenses y está por ver cómo los oficiales de los aeropuertos actuarán al respecto.

 

..

Publicado originalmente en La Vanguardia (España), el 31 de enero de 2017