Latinoamérica


Índice de Calidad Institucional 2012

5 de julio de 2012



La Argentina y Nicaragua son los dos países de América Latina que más posiciones perdieron, en los últimos seis años, en el Índice Internacional de Calidad Institucional (ICI) 2012, elaborado por la fundación Libertad y Progreso.

Mientras que en 2007, la Argentina ocupaba el puesto 93, este año, pasó al 122 del índice que mide el respeto por las reglas de juego políticas y económicas en 191 países. Es decir que, en seis años, la Argentina descendió 29 posiciones en materia de calidad institucional.

El ICI no define un grado óptimo de institucionalidad, sino que registra las posiciones relativas, calificando del 0 al 1. Cuanto más cerca está un país del 1 significa que mejor fue su desempeño en materia de respeto de las reglas de juego políticas y económicas. En el ICI 2012, la Argentina obtuvo 0,37 puntos. Eso quiere decir que sólo el 37% de los países, de los 191 medidos en este ranking, tuvieron un desempeño peor.

Esta calificación es la misma que la del año pasado. Sin embargo, Krause comentó que “medidas como las del control cambiario, las trabas a las importaciones o la reforma de la Carta Orgánica del Central recién van a ser ponderadas en el ICI 2013”, por eso estima que los resultados del año que viene serán peores para la Argentina.

“La calidad de las instituciones afecta directamente a los motores del crecimiento: la inversión y las innovaciones y esto, por supuesto, afecta la calidad de vida de las personas”, opinó Martín Krause, consejero académico de Libertad y Progreso y autor del ICI desde hace seis años. “Cuando uno cruza los resultados del ICI con los de PBI per cápita, por ejemplo, se da cuenta que los países con mayor calidad institucional son los que tienen un mejor nivel de ingresos por habitante”, agregó.

Los países que obtuvieron calificaciones similares a la Argentina, a nivel mundial, fueron: Mali (120), Guyana (121). Por debajo, se ubicaron Kenia (123), Nicaragua (124) y Azerbaiyán (125).

El índice muestra por separado la calidad de las instituciones que regulan la política por un lado, y el mercado por otro. En total son ocho indicadores medidos por organismos internacionales. Todos tienen la misma ponderación.

“La Argentina obtiene sus peores calificaciones en indicadores que miden el respeto por las reglas del mercado, en particular los que señalan el grado de libertad económica. Al contrario de lo que ocurrió en el resto de América Latina”, señaló Krause.

En libertad económica, los peores resultados

En los dos indicadores que toma el ICI para medir la Libertad Económica, el de la Heritage Foundation y el del Fraser Institute, la Argentina obtuvo resultados muy por debajo del promedio regional. En el primero, la calificación fue de 0,16, mientras que en el segundo fue de 0,19. Los promedios para América Latina son de 0,51, en el caso del índice de Libertad Económica de la Heritage Foundation y de 0,50, según el Fraser Institute.

En la región, estos resultados sólo son peores en Venezuela, donde el respeto por la libertad económica obtiene un 0,02, según la Heritage Foundation y 0,03, para el Fraser Institute.

Los otros dos indicadores utilizados para medir las reglas de juego de la economía son el de “Competitividad Global”, elaborado por el Foro Económico de Davos, y “Haciendo negocios”, del Banco Mundial, que mide el grado de dificultad que hay en un país para abrir una empresa, a través de las trabas impositivas, trámites y todo tipo de exigencias administrativas que puedan demorar el objetivo.

También en estos indicadores la Argentina se encuentra por debajo del promedio de la región. En “Competitividad Global” mide 0,41, mientras que en Latinoamérica la media es de 0,42. En el índice “Haciendo Negocios” el país obtuvo un 0,39 y el promedio regional es de 0,45.

Indicadores políticos

En los indicadores que miden la calidad de las instituciones políticas, la Argentina se acerca más a la media latinoamericana. Según el Banco Mundial, en materia de funcionamiento de la vida de la democracia y el impacto de la opinión pública sobre los políticos (medidos en el indicador “Voz y Rendición de Cuentas”, del Banco Mundial), la Argentina obtuvo 0,58, mientras que el promedio en la región es menor: 0,48. El país latinoamericano que mejor está en esta categoría es Uruguay, con 0,88 puntos.

En materia de “Vigencia del derecho”, que evalúa el respeto por la ley, la Argentina obtuvo 0,33 puntos, casi igual al promedio regional que es 0,34. En percepción de la corrupción (el indicador de Transparencia Internacional) y Libertad de Prensa (Freedom House) la Argentina obtuvo calificaciones que coinciden con la media latinoamericana. En el primer caso, 0,46 y, en el segundo 0,47.

Instituciones políticas

– Voz y Rendición de Cuentas (Banco Mundial)
– Vigencia del Derecho (Banco Mundial)
– Percepción de Corrupción (Transparencia Internacional)
– Libertad de Prensa (Freedom House)

Instituciones de mercado

- Haciendo Negocios (Banco Mundial)
– Competitividad Global (Foro Económico Mundial)
– Libertad Económica (Heritage Foundation & Wall Street Journal)
– Libertad Económica en el Mundo (Fraser Institute)

DESCARGAR INFORME COMPLETO


Publicado originalmente en Libertad y Progreso, 03 de julio de 2012.


Imprimir

Deja un comentario