Honduras: Honduras procura recuperar la paz

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que en los próximos años su país sorprenderá al mundo con varios cambios, entre ellos, el de recuperar la paz y tranquilidad perdida por la violencia criminal.

“En los próximos años Honduras sorprenderá al mundo, al punto que vendrán a ver qué hemos hecho para recuperar la paz y tranquilidad de nuestra gente”, enfatizó Hernández en su discurso de presentación de su tercer año de mandato, de cuatro, ante el Parlamento.

Honduras también sorprenderá, según Hernández, con una “seguridad social única, para todos, y no para un bajo porcentaje como ha sido a lo largo de los años”.

MENOS HOMICIDIO

Honduras vive una ola de violencia que a diario deja un promedio de trece homicidios, cifra que según fuentes oficiales se ha reducido después de que hace cinco años era de 20.

Hernández, quien asumió el poder el 27 de enero de 2014, lo mismo que el presidente del Parlamento, Mauricio Oliva, y el titular de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, presentaron su informe de tercer año de gestión.

En el caso del Parlamento, el martes cerró su tercer período de sesiones e inició el cuarto de su presente legislatura.

El presidente hondureño señaló que pese a las diferencias políticas, los diputados han demostrado que cuando los hondureños se unen pueden hacer “cosas extraordinarias”.

“Desde nuestras diferencias tenemos que construir los grandes acuerdos para beneficiar a los que más lo necesitan, sin importar quien sea”, recalcó Hernández, quien hizo una reseña de múltiples proyectos ejecutados durante su mandato en materia social, económica y construcción de obras físicas, entre otros.

NUEVAS LEYES

Hernández considera además que Honduras necesita avanzar más en seguridad, pero con nuevas leyes, y que la depuración de la Policía Nacional, iniciada en abril de 2016, es algo que “no puede detenerse” en una institución salpicada por la participación de oficiales y agentes de escala básica en múltiples delitos.

Sobre la corrupción, un grave flagelo que ha perjudicado al país, indicó que “es un mal que debemos erradicar por completo de Honduras”, y que para eso los hondureños deben trabajar juntos.

“Recuerden de donde venimos, veamos cuánto hemos avanzado y proyectémonos hacia el futuro” y “en la nueva Honduras no habrá lugar para aquel que no contribuye, sino que todo lo ve mal”, expresó el gobernante.

 

..

Publicado originalmente en El Nuevo Diario (Honduras), el 26 de enero de 2017