Chile: Familias de altos ingresos pueden destinar hasta 6 meses de sueldo al año en pagar impuestos

Por Sebastián Valdenegro Toro

En Chile se tiende a señalar que la carga tributaria es baja. Dicha afirmación se basa en algunos impuestos que pagan las empresas o las tasas a las que están afectas las rentas más altas del país, comparado con las naciones más desarrolladas. Sin embargo, aquellos análisis no consideran los impuestos directos que cancelan las personas, como el IVA, combustibles y las contribuciones, que pueden representar parte importante de los ingresos mensuales de una familia.

Esta es la premisa de un estudio realizado por VGM Consultores, que desglosa los gastos en los que incurren las familias y calcula cuántos meses de sueldo al año requieren para cumplir con los compromisos tributarios.

Sobre la base de ejercicios hipotéticos, estiman que un grupo familiar que percibe $ 500 mil mensuales paga en promedio $ 47.500 cada 30 días en impuestos (principalmente IVA), por lo que durante el año destina apenas un mes de ingresos al concepto impositivo.En el escenario extremo, de una familia que percibe $ 8 millones mensuales de ingreso, el peso de tributos (IVA, Renta y específico a los combustibles, entre otros) representaría el 48,57% de su renta mensual ($ 3,8 millones), por lo que destinarían 5,8 meses de ingresos al año en pagar gravámenes al Estado.

Para llegar al cálculo, los socios de VGM Pablo Vera y Álvaro Mecklenburg, toman los montos mensuales destinados a pagar impuestos, los multiplican por doce (los meses del año) y los dividen por el ingreso promedio. Así, se obtiene a cuántos meses de sueldo al año equivale los montos destinados a pagar gravámenes. (ver tablas).

Los supuestos tras las cifras

Cada ejercicio supone un grupo familiar de cuatro personas (dos adultos y dos niños) y que solo uno de ellos percibe ingresos. Es decir, una fotografía relativamente conservadora en materia de entradas al hogar.

En términos de la composición de gasto de las familias, los supuestos son variables. Por ejemplo, para las familias de ingresos por $ 500 mil al mes se presume que destinan un 35% a alimentación, un 25% a vivienda (arriendo) y un 16% a transporte (locomoción colectiva)

En tanto, en el caso de los grupos con ingresos superiores a $ 1 millón, se asume que un 25% se destina al mes en vivienda (arriendo y pago de contribuciones que se realiza cuatro veces al año), un 30% en alimentación, un 10% en educación, y un 12% en transporte (combustibles). En otros gastos, destinan 5% a vestuario, 5% a recreación y 3% a salud.

¿Con qué se comparan estos supuestos? Con los resultados de la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE 2013. Estos muestran que las familias chilenas destinan 13,48% de su gasto en vivienda, 18% en alimentación, 7,9% en educación, y 16% en transporte. En el resto de los desembolsos, la distribución es 6% a salud, 3,5% a vestuario y 6% a recreación.

..

Publicado originalmente en Diario Financiero (Chile), el 25 de septiembre de 2017.