Venezuela: Asamblea asume en Venezuela con limitaciones en sus funciones

 

 

Latinoamérica Libre

06 de enero de 2011

 

El pasado miércoles 05 de enero, la asunción de 67 diputados a la Asamblea Nacional (AN) en Venezuela, marcó un paso en la historia política del país. Después de 5 años en que el Parlamento Unicameral estuvo dirigido sólo por el oficialismo, tras la renuncia de los partidos opositores a los comicios del año 2005 por irregularidades, queda conformado por 98 diputados afines a Hugo Chávez representando al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y por 65 diputados opositores de la Mesa de Unidad Democrática(MUD), más 2 diputados del Partido Patria para Todos (PPT), formando un total de 165 integrantes.

 

Si bien, el oficialismo obtuvo la mayoría parlamentaria el pasado 26 de septiembre, ésta fue producto de una modificación al sistema electoral que permitió dar cupos adicionales al partido más votado y a los sectores rurales que son los que favorecen a Chávez. Alfonso Marquina de Un Nuevo Tiempo, asegura que el gobierno logró esa mayoría parlamentaria de manera “fraudulenta”, ya que el verdadero porcentaje del MUD fue de un 52% y sólo obtuvo un 40% de representación.

 

Lo positivo es que el oficialismo no logró la mayoría cualificada de dos tercios, ya que no alcanzó los 110 escaños que necesitaba para legislar de manera absoluta. Esto significa que para aprobar leyes orgánicas, nombrar jueces y conceder poderes especiales al ejecutivo, necesitará de la aprobación de la oposición.

 

Sin embargo, como la pérdida de poder era evidente, el mandatario venezolano solicitó a su parlamento dos semanas antes de la entrada en función de la nueva Asamblea, una Ley Habilitante para legislar por decreto y sin debate durante 18 meses, lo que sorpresivamente finaliza justo con su mandato y las nuevas elecciones, donde Chávez pretende ser reelegido para el período 2013-2019. Reforzando el control político del gobierno que perdería con estas nuevas figuras políticas durante el período que le queda.

 

El mandatario en su columna dominical destacó que “será un año de batalla y de victoria popular [.] donde los detractores no van a impedir la marcha de nuestro pueblo hacia el socialismo”[1]Cecilia Flores la ex presidenta de la AN que asumió como jefa de bancada oficialista, advirtió a la oposición que “vamos a demostrar que 98 es más que 65”[2]. Ante lo  cual Marquina respondió que sólo en el parlamento son mayoría con 98 diputados, porque en la calle y en el voto real de los venezolanos no.

 

Es evidente que el cambio parlamentario afecta la manera de hacer política en Venezuela, ya que estas rivalidades antes de asumir el poder, la ley habilitante y el encarcelamiento de tres diputados de oposición por la reapertura de procesos judiciales, son signos de persecución política y concentración de poder que la oposición busca transformar.

 

Es de esperar que con la llegada del frente opositor se cumpla un rol fiscalizador que abogue por medidas democráticas y se encargue de “defender la vigencia de la Constitución” ante un gobierno que aún le quedan dos años de mandato, y que ya ha abandonado por completo su legitimidad democrática de origen.

 

La interpelación parlamentaria a los ministros encargados del sector económico, anunciada por el líder de la bancada opositora Julio Borges, demuestra la fuerza con que asumen el cargo y son señales de un cambio necesario y positivo.

 

 

 


[1] “Venezuela: “no impedirán la marcha de nuestro pueblo hacia el socialismo”, afirma Chávez”, Infolatam (Caracas), 02 de enero de 2011.

[2] “Venezuela: la oposición devuelve al debate democrático a la Asamblea”, Infolatam (Caracas), 05 de enero de 2011.