Chile: Los ruidos regulatorios que frenan la inversión

Por:

Jorge Hermann

En:

Diario Financiero

País:

Chile

Fecha:

21 de febrero de 2017

El letargo de la economía nacional es evidente al analizar las últimas cifras publicadas. La actividad económica sin minería muestra un ritmo de crecimiento declinante desde un 3,4% anual en febrero hasta un 0,6% anual en noviembre del 2016, lo que es prueba de que el culpable del estancamiento de la economía no sólo es la minería, sino que también el resto de los sectores productivos.

Entonces, de forma adicional a la probable baja de la Tasa de Política Monetaria del Banco Central desde un 3,25% a un 2,75%, ¿qué esfuerzo puede hacer el Ministerio de Hacienda para reactivar la actividad económica en lo que resta de los trece meses de gobierno? La respuesta es: primero, hacer desaparecer los ruidos regulatorios innecesarios tal como señaló el ministro Valdés a comienzos de enero y, segundo, es necesario ingresar un nuevo proyecto de ley sobre productividad en el mes de marzo.

En relación a los ruidos regulatorios, el Ministerio de Hacienda ha señalado que pondrá el foco en resolver la incertidumbre de una serie de proyectos de ley. En particular, dentro del extenso listado, es aconsejable morigerar la reforma al Sernac por medio de fortalecer su gobierno corporativo, disminuir el monto de las multas y moderar las atribuciones de juez y parte. A su vez, la moción parlamentaria que cambia las reglas del juego de los proveedores de agua potable debe ser revisada dado el diagnóstico errado realizado por los diputados, junto con que la reforma al Código de Aguas debe ser explícita en que no habrá modificaciones retroactivas en los derechos de propiedad.

Adicionalmente, prontamente ingresará la reforma a las pensiones cuyo aumento del 5% de cotización adicional ha generado desacuerdos sobre su uso (reparto o individual). También, en carpeta está el Estatuto de Temporeros que busca sobrerregular un mercado laboral estacional. Del mismo modo, es necesario reenfocar la agenda laboral oculta de los parlamentarios que regula la subcontratación, polifuncionalidad y los contratos por obra o faena. Por último, la madre de todas las batallas será la reforma a la Constitución que ingresaría a mediados de año al Congreso.

Por otra parte, en materia de productividad es recomendable que la iniciativa legal de Hacienda incluya la firma electrónica, Comisión de Productividad, datos personales, interconexión de bolsas de valores, fondo de modernización de municipios para facilitar el emprendimiento e incentivo tributario para la inversión en emprendimientos de alto potencial, entre otros aspectos.

Por lo tanto, es claro que la debilitada actividad económica ya no puede más con los ruidos regulatorios que frenan la inversión y empeoran el ambiente de los negocios. Enhorabuena la intención del Ministerio de Hacienda de poner freno a la incertidumbre regulatoria, pero el trabajo de contención será espinoso porque en un año de elecciones la tentación por ganar votos es alta por parte de los honorables del Congreso.

 

  • Director Hermann Consultores

..

Publicado originalmente en Diario Financiero (Chile), 3 de febrero de 2017